sábado, 13 de agosto de 2011

Dos detenidos en Valladolid por manipular cajeros automáticos

El Cuerpo Nacional de Policía les atribuye numerosas actuaciones en cajeros automáticos de la capital vallisoletana, con las que han podido apoderarse de una cantidad económica cercana a los 2.000 euros en las últimas semanas.

A través de un comunicado, la Policía explica que a ambos se les atribuye, además del delito de estafa, el de pertenencia a grupo criminal, una figura delictiva novedosa que emana de la última reforma del Código Penal.

Al parecer, los dispositivos que utilizaban ambos para manipular los cajeros automáticos eran colocados en horas de la noche o durante el fin de semana, cuando las entidades bancarias se encontraban cerradas, y las víctimas acudían a sacar un dinero que finalmente no salía, a pesar de que en el aparato constaba como una operación realizada.

Tras las numerosas denuncias planteadas durante las últimas semanas en Valladolid por el mismo motivo, la Policía desplegó un plan en las zonas donde se habían detectado casos: Paseo Zorrilla, Manuel Azaña, Plaza de la Rinconada y Plaza Circular.

Fue el pasado martes cuando un ciudadano alertó a la Policía de que cuando se disponía a sacar dinero de un cajero, los billetes no salían y que un joven había salido previamente del lugar y había salido corriendo.

El joven fue identificado y detenido en una calle próxima, ya que le constaba una orden requisitoria procedente de Oviedo por hechos similares, por lo que fue trasladado a la Comisaría de Valladolid tras intervenirle 120 euros, limas, pletinas y unas pinzas, que aparentemente utilizaba para perpetrar la estafa.

En una inspección del cajero que aparentemente había sido manipulado, los agentes de la Policía comprobaron que efectivamente alguien había colocado una pletina en la zona del dispensador del dinero, donde quedaban recogidos los billetes que quería extraer la víctima potencial de esta estafa.

Pero las investigaciones posteriores depararon que el joven no actuaba solo, sino que supuestamente colaboraba con él una mujer que tenía antecedentes por estafas similares, por lo que fue detenida.

Con todo el material en su poder y los testimonios de los detenidos, la Policía ha logrado esclarecer hasta 16 hechos delictivos cometidos en los cajeros de entidades bancarias ubicadas en las calles citadas anteriormente.