sábado, 6 de agosto de 2011

La importancia de la seguridad privada






El verano es una época donde los robos en urbanizaciones y domicilios se hacen mucho más frecuentes ya que los cacos se aprovechan de la falta de inquilinos para acceder fácilmente a las viviendas.

Los expertos recomiendan una serie de medidas para evitar estos sucesos como la instalación de sistemas de vigilancia homologados. Desde Radio Sirena hemos hablado con dos profesionales, J. Manuel Losada y J. Ángel Sánchez de Iber Seguridad S.L. quienes nos han explicado los últimos cambios en materia legislativa y nos han advertido sobre la proliferación de empresas y particulares que ejercen como vigilantes sin título ni homologación.

En primer lugar comentar que la historia de esta empresa de la Marina Baixa se remonta a hace casi 20 años. Actualmente, tiene cerca de 280 trabajadores y su sede en La Nucía, aunque actua en múltiples zonas y ámbitos. En concreto, Iber Seguridad realiza labores como instalación de alarmas para negocios y particulares, cámaras, control de incendios, servicio de vigilantes de seguridad y acuda 365 días al año. Además, han estado presentes en grandes eventos sociales, musicales y deportivos como el reciente Low Cost Festival o conciertos de artistas como Madonna, Sting, los Rolling Stones, Julio Iglesias o Luis Miguel y un largo etcétera.

NO TODOS VALEN PARA DAR SEGURIDAD
Desde esta empresa, con cerca del 60% de sus empleados fijos, advierten en primer lugar que "no todo el mundo vale para vigilar un inmueble". En concreto los vigilantes deben tener un título llamado TIP (tras pasar pruebas teóricas y prácticas) y la empresa debe estar homologada. En el caso de Iber Seguridad cuentan con una academia propia, el certificado ISO 9001 y la autorización de la Dirección General de Policía (2680).

Es importante señalar este aspecto ya que si a la hora de contratar un sistema de seguridad para un hotel, hospital, centro comercial, particular, etc. optamos por empresas que no están homologadas por la D.G.P podríamos tener problemas. Por ejemplo, el cliente no podría utilizar la grabación en un hipotético juicio, los datos personales del cliente pueden circular libremente sin obedecer a la Ley de Protección de Datos, el vigilante contratado podría tener antecedentes penales...

Son aspectos que desde Iber Seguridad S.L. se tienen muy en cuenta. "Las empresas, como la nuestra, deben estar correctamente reglamentadas. Los vigilantes deben realizar cursos de reciclaje y el personal debe de estar vigilado por la empresa y por los propios cuerpos de seguridad. Además, las alarmas y demás aparatos también deben de revisarse por lo menos una vez al año de manera presencial", advierten. Esto no sucede obviamente si contratamos una empresa no homologada y de nula fiabilidad. "Una parte de la sociedad ven la alarma como un gasto pero es un servicio más. No hay que poner precio a la seguridad de un hogar", comentan Losada y Sánchez.

Estos dos profesionales con más de 20 años de experiencia advierten que en verano proliferan las estafas de empresas que por ejemplo "no dan el obligatorio aviso a la policía, 72 horas antes de realizar un servicio de vigilancia". Ambos coinciden en advertir del peligro de estas empresas que realizan competencia desleal. "Nosotros por ejemplo trabajamos con discreción y confidencialidad. Otras empresas intentan engañar a la gente, fundamentalmente porque no están autorizadas".

CAMBIOS EN LA LEY
Uno de los últimos engaños surgidos en el mundo de la seguridad privada nace a raíz de la nueva ley que entrará en vigor el 18 de agosto ya que son muchos los vendedores no autorizados que intentan engañar a la gente ante su desconocimiento.

La ordenanza, publicada en el B.O.E. el pasado 18 de Febrero busca textualmente que "únicamente las empresas de seguridad autorizadas (como Iber Seguridad) puedan realizar las operaciones de instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos o sistemas de seguridad y alarma, cuando estos pretendan conectarse a una central de alarmas o a los denominados centros de control o de video vigilancia".

Otro de los aspectos que recoge la nueva Norma UNE-EN 50131-1 es establecer cuatro grados de seguridad en función del riesgo, la naturaleza y características del lugar en el que se va a efectuar la instalación y de la obligación, o no, de estar conectados a una central de alarmas o centro de control, del modo siguiente:

a) Grado 1, o de bajo riesgo, para sistemas de alarma dotados de señalización acústica, que no se vayan a conectar a una central de alarmas o a un centro de control.
b) Grado 2, de riesgo bajo a medio, dedicado a viviendas y pequeños establecimientos, comercios e industrias en general, que pretendan conectarse a una central de alarmas o, en su caso, a un centro de control.
c) Grado 3, de riesgo medio/alto, destinado a establecimientos obligados a disponer de medidas de seguridad, así como otras instalaciones comerciales o industriales a las que por su actividad u otras circunstancias se les exija disponer de conexión a central de alarmas o, en su caso, a un centro de control.
d) Grado 4, considerado de alto riesgo, reservado a las denominadas infraestructuras críticas, instalaciones militares, establecimientos que almacenen material explosivo reglamentado, y empresas de seguridad de depósito de efectivo, valores, metales preciosos, materias peligrosas o explosivos, requeridas, o no, de conexión con central de alarmas o, en su caso, a centros de control.

10 AÑOS DE ADAPTACIÓN
Llevado a la práctica, esto quiere decir que la mayoría de usuarios ("el 95% de sistemas de seguridad" según comentan los chicos de Iber Seguridad) tiene que adaptar su material al grado 2. Esto se realiza para evitar que se instalen sistemas de baja calidad. El problema viene cuando empresas con mala fe quieren revisarnos e instalar material nuevo de manera inminente, olvidando mencionar que existe un periodo de adaptación de 10 años para que se adecúen todos los sistemas conectados a centrales. "No es necesario que la gente cambie todas sus alarmas. Incluso en 10 años esta ley puede desaparecer", advierten en Iber Seguridad. No obstante desde esta empresa aclaran que todas las instalaciones que realizan desde hace meses cumplen ya con estos requisitos de la nueva normativa.

MENOS 'FALSAS ALARMAS'
Además de acabar con el materia de mala calidad, la nueva normativa busca finalizar con el alto número de falsas alarmas. Por ello la nueva ley considera que "para considerar válidamente verificada una alarma, han de activarse, de forma sucesiva, tres o más señales procedentes, cada una, de elementos de detección diferentes y en un espacio de tiempo que dependerá de la superficie o características arquitectónicas de los inmuebles, pero que nunca superará los treinta minutos".

Resaltar que otro de los servicios que ofrece Iber Seguridad, como empresa autorizada para la actividad de centralización de alarmas, es el de acudir a verificar un aviso siempre de manera complementaria a la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En este sentido, preguntados sobre el mejor sistema de vigilancia los expertos manifiestan que "es mejor un sistema con cables ya que los sistemas de vigilancia inalámbrica pueden inhibirse. De la otra manera, para sabotear un sistema con cables hay que acceder al inmueble siendo más fácil de advertir y localizar este ataque".

PASOS A SEGUIR
Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un sistema de seguridad es que no basta solo con instalar una alarma. Ésta requiere un proceso de estudio y posterior mantenimiento. La norma UNE-EN 50131-7 establece que para instalar un sistema de este tipo hay que seguir estos pasos:

-Diseñar el sistema
-Planificar la instalación
-Instalar el sistema
-Inspeccionar, ensayar, recibir y aceptar
-Realizar la documentación y el registro pertinente
-Poner en funcionamiento
-Mantener y reparar el sistema.

En concreto, en Iber Seguridad se da al cliente una copia del BOE donde se mencionan estas modificaciones de la ley, se realiza un estudio de cada caso de manera particular, se realiza un seguimiento presencial, se está en contacto con la policía, se registra cada incidencia... Servicios que no realizan las empresas 'piratas'.

Pese a que esta empresa, que cuenta además con una flota de 20 coches preparados para la vigilancia y dos aulas formativas, ofrece un completo seguimiento de cada caso, advierten que "también es responsabilidad del usuario verificar y comprobar el correcto uso y funcionamiento de la alarma".

VÍDEO
Señalar también que en Iber Seguridad, empresa que “cuida a sus clientes”, cuentan además con la última tecnología en análisis de vídeo que es capaz de discriminar una persona, un animal o un objeto para evitar falsas alarmas. Hay que señalar que los sistemas de grabación utilizados para este tipo de verificación no permiten con la nueva ley obtener imágenes del lugar supervisado, si previamente no se ha producido una alarma, salvo que se cuente con la autorización expresa del usuario o la norma exija una grabación permanente. Por ejemplo, como comentábamos antes en un juicio una prueba podría no ser válida por instalar una cámara sin los permisos necesarios.

CONGRESO EN SEPTIEMBRE
Además de advertirnos sobre la nueva ley, la empresa Iber Seguridad nos habló de su grado de compromiso con la sociedad. De hecho, esta empresa participa habitualmente en fiestas, maratones solidarios, acciones benéficas, etc. de manera habitual. Su gerente, J. Vicente Cervelló, es además presidente de la Federación Española de Empresas de Seguridad y van a realizar los días 22 y 23 de septiembre en Benidorm el tercer congreso sobre seguridad privada al que asistirán cerca de 400 personalidades de este sector llegadas de toda España.

Según nos comentan, la crisis ha afectado al mundo de la Seguridad pero no a sus ganas de mejorar. Tras explicarnos la nueva normativa y advertirnos de que confiemos solo en empresas homologadas se despiden con una frase bastante expresiva: "A la hora de querer instalar un sistema de seguridad hay que pensar que no se puede escatimar en proteger a tu familia”.

 FUENTE:

http://www.agentesdeseguridadprivada.com