domingo, 22 de abril de 2012

Confebask cree que la disolución de ETA 'va a llegar' y será el punto final del camino

El presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, cree que la disolución de ETA "va a llegar" y será "el punto final del camino recorrido", en el que la banda armada deberá "pedir disculpas" y las víctimas ser reconocidas y "recompensadas por el sufrimiento". Además, ha asegurado que la sociedad vasca ya no sabría "vivir sin paz" y "no aguantaría un atentado".

En una entrevista a Europa Press, al cumplirse este pasado 20 de abril seis meses del anuncio de ETA del cese definitivo de su actividad armada, ha indicado que fue una "noticia extraordinaria" y un "motivo de esperanza e ilusión".

Lujua ha asegurado que la sociedad y el país "ha cambiado" porque en plena crisis se está recibiendo "más turismo que nunca" y es algo que "no se produce de la noche a la mañana".

Ello ha sido posible, según ha manifestado, "gracias a lo trabajado en el pasado" y ha precisado que al 'efecto Guggenheim', se une una sociedad "tranquila, en la que la extorsión, el atentado, la amenaza terrorista ha desaparecido" y unos ciudadanos "predispuestos, positivos". Por lo tanto, ha asegurado que tenemos "un país que hay que enseñarlo al exterior" y ha añadido que "eso hace que se presente este nuevo tiempo con optimismo".

"La paz es la garantía de que van a venir aquí más personas y van a contribuir a nuestro desarrollo económico, ha manifestado el presidente de la patronal vasca.
'Violencia, un tiempo pasado'

Lujua ha indicado que ahora "no sabríamos vivir sin paz" y ha manifestado que la violencia es "un tiempo que ya ha pasado" y que la sociedad "no aguantaría un atentado".

"Esto se ha acabado, afortunadamente se ha acabado, en eso tenemos que creer y esa pedagogía también la tenemos que hacer, los cauces democráticos llevarán sus tiempos pero, desde luego, la sociedad vasca ya no aguanta un atentado más y eso forma parte de nuestro pensamiento", ha agregado.

Lujua ha manifestado que esta nueva coyuntura se ve en el ánimo del empresariado y ha recordado que han sido un colectivo que ha sufrido "con mucho silencio", a veces, "ocultando" a su propia familia su situación personal.

El presidente de la patronal vasca ha añadido que incluso, ahora, "ocultan la alegría". "Se ha sufrido muchísimo, pero me consta que todo el mundo está muy contento, no solamente los empresarios, sino la sociedad en general, las FSE y también para los que estaban en el lado contrario, que se dan cuenta que hay una nueva forma de hacer política y de defender los intereses desde la palabra y no desde las armas", ha agregado.

Lujua se ha mostrado convencido de que la disolución de ETA "va a llegar y "eso será el punto final de este camino recorrido". El máximo dirigente de la patronal vasca cree que la banda armada deberá "pedir disculpas" por el daño causado y ha añadido que las víctimas tienen que ser "recompensadas por el sufrimiento"

"A veces damos todos consejos sin pensar qué piensa la persona que ha sufrido esa penuria y también nos tenemos que poner en ese lado de la mesa y creo que las víctimas necesitan un reconocimiento social muy importante y que, además no pasa nada, desde la paz se puede hacer el reconocimiento de las víctimas de terrorismo", ha añadido.

Ello, a su juicio, pasa por llevar a cabo una labor de reconciliación y ha indicado que son ciclos por los que "hay que pasar".

"A veces unos queremos correr mucho, otros quieren correr más, pero el 20 de octubre fue una fecha muy clave, se han avanzado cosas, hay posturas mucho más próximas que en el pasado y creo que este es el camino, el tema de la velocidad de camino serán los políticos los que tenga que gestionar esa velocidad", ha agregado.