lunes, 7 de mayo de 2012

La joyería de mamá, para blanquear los robos

Eran asiduos de los mejores casinos, frecuentaban los restaurantes y las discotecas más caras, circulaban en coches de lujo y sacaban incluso tiempo para acudir casi a diario al gimnasio para cuidarse. Un tren de vida difícil de mantener excepto para un millonario o, como era su caso, para los miembros de unade las redes de butroneros más activas del país. El pasado mes de febrero eran detenidos por la Policía. Ayer, la operación quedaba culminada con laclausura de una joyería que la red había abierto en la calle Martín de Vargas del distrito de Arganzuela para blanquear lo que robaban en sus «golpes».

En sus asaltos, los cinco integrantes de la organización se habían especializado en el empleo de la lanza térmica para perpetrar los butrones. A sus espaldas contaban con un total de 10 robos: cincode ellos cometidos en Madrid, tres en Valencia, otroen Barcelona y unomás en Málaga.Suobjetivo prioritarioeran joyerías y se valían de inhibores de frecuencia y de herramientas de oxicorte para asegurarsedeléxitode sus robos.

Un loft y cuatro coches Una vez detenidos, dio comienzo la investigación económica. Las pesquisas revelaron que uno de los detenidos, con elfin de blanquear parte de losustraído, compró un loft de diseño. Él, sin embargo, no figuraba como titular del mismo. La propietaria oficial del inmueble era la madre de unode ellos. Pero el loft no era la única propiedad que el butronerohabía puesto a nombre de ella. También era titular de unasociedadmercantildedicadaa laventade orfebrería. La empresa tenía trampa. Habían alquilado un local en el que, tras acondicionarlocon unainversiónde 35.000 euros, la madre y la novia del detenido trataban de dar salida a las joyas y al material que previamente habían robado.

La operación contra estaorganización finalizó con elcierre del establecimiento y el cese de su actividad. Además, la Policía procedió a la intervención del loft, de una cuenta bancaria y de cuatro vehículos de alta gama. Además, seis personas –dos de los butroneros detenidos, lamadre y la novia de uno de ellos, y dos individuos más– han sido imputadas ahora por un delito de blanqueo de capitales.

«Palos» planeados al milímetroDedicaban su día a día a la planificación de los «palos». Buscaban la perfección en sus «golpes» y lo lograban. Inutilizaban los sistemas de alarma con aparatos inhibidores de frecuencia y forzaban las cajas de seguridad mediante equipos de lanzas térmicas y herramientas muy potentes de oxicorte.Todos estos artilugios fueron incautados en elregistrode sus domicilios en febrero, juntocon unacantidadde dinero en efectivoquesuperaba los 12.000 euros, así como un manual técnicode ganzúas, unas herramientas utilizadas para manipular cerraduras con el objetivo de abrir las puertas sin llave.

FUENTE: http://www.larazon.es/noticia/6885-la-joyeria-de-mama-para-blanquear-los-robos