martes, 21 de agosto de 2012

CCOO denuncia desmayos en estación Intermodal donde no hay aire acondicionado


El sindicato CCOO ha denunciado hoy las precarias condiciones en las que trabajan los vigilantes de seguridad de la estación Intermodal de Palma, donde se ha suprimido el aire acondicionado para ahorrar costes, algo que ha provocado "algún caso de lipotimia y desmayo entre los usuarios del servicio".
Los representantes sindicales de la empresa Trablisa han criticado en un comunicado que el "sofocante calor" que hace en la estación se suma a la situación de abandono y falta de personal de seguridad, principalmente en la zona de los aseos y tornos, algo que afecta a los trabajadores pero también usuarios residentes y a los turistas y por tanto a la imagen de las islas.
El sindicato ha informado de que explicará esta situación al comité de salud laboral de Trablisa a fin de solicitar a Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) una evaluación de riesgos, como paso previo a denunciar los hechos ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, si la empresa autonómica no soluciona el problema.
La organización sindical ha rechazado la supresión del aire acondicionado, que atribuye a "la vorágine de recortes" emprendida por SFM en los últimos meses, y ha señalado que algunos vigilantes han decidido llevar ventiladores para mitigar el insoportable calor.
Según CCOO, la situación es especialmente grave en la zona de la estación de autobuses, que es donde ha habido algún desmayo, por temperaturas superiores a 35 grados, añadidas a una excesiva concentración de monóxido de carbono de los motores. Los vigilantes se quejan de que llegan a sus casas tras su jornada laboral "con los uniformes negros debido al hollín".
El sindicato considera que los recortes han dado lugar a una situación "propia de un país tercermundista", que se produce además poco después de que SFM haya subido las tarifas de transporte.