martes, 28 de agosto de 2012

CCOO y UGT critican "graves" efectos del "recorte" en personal de seguridad en el recinto del Médico-Quirúrgico


Los sindicatos CCOO y UGT en Jaén han criticado las "graves" consecuencias del recorte en personal encargado de la seguridad en el recinto que alberga los hospitales Médico-Quirúrgico, Materno-Infantil y el Centro de Diagnóstico, pasando de cuatro a dos vigilantes para cubrir seis edificios y unos 50.000 metros cuadrados.
A través de un comunicado, Comisiones ha alertado de esos efectos tanto para quienes presta servicios médicos, como para el propio servicio de vigilancia que "se ve desbordado por la falta de operativos, ya que cada vez hay menos vigilantes en cada turno". En concreto, en lo que va de año se ha pasado de "cuatro vigilantes por turno a solo dos" en el referido recinto, mientras que los centros Neurotraumatológico y Doctor también están "bajo mínimos".
Según ha añadido, comunicaron a la empresa, Prosegur, y al SAS que "eran insuficientes" y tras 24 días se ha demostrado su "razón", después de que el pasado viernes se produjera un incendio en el edificio de suministros. El protocolo de actuación está diseñado para que su desarrollo por cuatro vigilantes de seguridad, de modo que se puso "en grave peligro la vida" de los dos vigilantes, que tuvieron que ser atendidos por intoxicación, y del resto de personal".
Al mismo suceso se ha referido, igualmente en un comunicado, UGT, que ha explicado que los vigilantes "no disponen de las nuevas órdenes de puesto y el nuevo plan de prevención de riesgos laborales por parte de la adjudicataria del servicio "para este recorte". CCOO ha abundado en que está obligada, según Ley de Seguridad Privada, cada vez que se produce una modificación en el puesto de trabajo, como "ha ocurrido en el Complejo Hospitalario donde se ha reducido un 33 por ciento la plantilla de operativos de seguridad".
Junto a ello, la Federación de Servicios de UGT ha criticado que tampoco cuenten con un nuevo plan de emergencias y evacuación que debe de facilitar el Complejo Hospitalario, puesto que el que poseen está "obsoleto, por no ajustarse a las nuevas circunstancias". Estas "irregularidades" provocaron, a su juicio, que los dos profesionales tuvieran que ser atendidos al tener que sofocar junto al personal de mantenimiento parte del incendio.
RESPONSABLE
"Gracias a ellos y a la rápida actuación de los servicios de Bomberos no se han producido víctimas mortales, ya que en el edificio en ese momento no había trabajadores", ha destacado UGT. También CCOO ha expresado su satisfacción por no tener que lamentar perjuicios mayores, a pesar de lo cual ha afirmado que "se denunciará también a la empresa Prosegur, por entender que es la mayor responsable de estas situaciones, ya que es la primera en poner en riesgo la integridad y la salud de los vigilantes".
En este sentido, ha censurado que en lugar de oponerse al SAS "acepta cualquier condición con tal de mantener al cliente así sean despidos o poner en riego la vida de sus trabajadores" y, lo que es más grave aún, "haciendo caso omiso" a las indicaciones del técnico de prevención de la propia compañía.
"Queremos recordar de nuevo, a la dirección del Complejo, que deben de garantizar la seguridad a trabajadores y usuarios y que recortar en prevención y seguridad no es el mejor camino a seguir, ya que reducir un 50 por ciento el personal de seguridad en solo dos años, pone muy difícil a estos profesionales garantizar la seguridad de los trabajadores e instalaciones en el Hospital Médico Quirúrgico", ha agregado UGT.