miércoles, 5 de septiembre de 2012

Rechazan recurso vigilante despedido aseguró que se durmió por los fármacos


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región ha desestimado el recurso presentado por un vigilante de seguridad que fue despedido al ser sorprendido durmiendo en su lugar de trabajo y que alegó en su defensa que la somnolencia se la habían producido los fármacos que consumen para combatir una enfermedad.
La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, confirma la resolución de un Juzgado de lo Social, que declaró procedente el despido acordado por la empresa "Segur Ibérica, S.A." en marzo de 2010.
El juez declaró como hechos probados que fue un inspector de esta empresa el que sorprendió al trabajador "durmiendo en un sofá, tumbado y descalzo, procediendo a despertarle".
En su recurso ante el TSJ, este vigilante alegó que cuando se produjeron los hechos "se hallaba diagnosticado de 'síndrome de Coeler', presentando como síntomas dolor cervical, mareos y vómitos", además de indicar que tomaba unos medicamentos "que presentan, entre sus posibles efectos secundarios, la somnolencia".
La Sala del TSJ, al desestimar el recurso y confirmar la procedencia del despido, dice que "la falta cometida es muy grave, sin que pueda quedar degradada por los efectos de la medicación, ya que los prospectos se limitan a avisar de posibles efectos secundarios y, entre ellos, la somnolencia".
La sentencia añade que "en el caso de que sintiera deseos de dormir, lo que debería haber hecho era comunicárselo a los superiores para ser relevado, y en la descripción de los hechos se revelan circunstancias que evidencian que no se quedó dormido involuntaria y accidentalmente, sino que, de modo voluntario, se echó a dormir, descalzándose, tumbándose en un sofá y colocándose una almohada".