domingo, 11 de noviembre de 2012

Los trabajadores de seguridad privada de Valle Tabares, en huelga indefinida


Los vigilantes del centro de menores denuncian impagos de sus nóminas, reducciones salariales de 300 euros y turno extras que no se remuneran.
El centro de menores con medidas judiciales Valle Tabares cuenta desde ayer con los servicios mínimos de seguridad ante la huelga indefinida de los vigilantes de la empresa adjudicataria del servicio, quienes han tomado esta medida de presión ante la precaria situación laboral que sufren desde hace varios meses.
Así, el centro solo cuenta con quince agentes de seguridad privada durante el día, doce por la tarde y nueve en horario nocturno, tal y como estableció la Subdelegación de Gobierno. Esta cifra de vigilantes podría variar, pues el área de Trabajo ha marcado sean trece vigilantes por la mañana, diez por la tarde y ocho por la noche.
Lo normal es que este servicio esté cubierto por diecisiete trabajadores en turno de mañana, catorce en el de tarde y diez en el nocturno.
Los trabajadores denuncian que Seguridad Integral Canarias les ha reducido 300 euros de sus nóminas, les obliga a doblar los turnos y no remunerarlos y retrasos en el pago de su sueldo, y que además se niegan a negociar con ellos.
Esta situación, según los representantes sindicales de los vigilantes, ha sido denunciada ante la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, desde donde se explicó que es un asunto en el que no "podemos opinar, ya que se trata de una relación contractual entre una empresa privada y sus trabajadores".