viernes, 21 de octubre de 2011

Nota de Prensa de la Confederación Española de Policía (CEP)



La Confederación Española de Policía (CEP), como organización que representa los intereses profesionales de más 26.000 funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, ante el anuncio realizado esta tarde por la banda terrorista ETA, en el que proclama el "cese definitivo" de su actividad, quiere hacer un llamamiento a los partidos políticos y a la sociedad española para que se mantengan vigilantes y sea la propia organización criminal, cuya palabra no tiene valor alguno, la que respalde, con hechos, ese comunicado, entregando las armas y poniendo a disposición de la Justicia a todos sus terroristas con causas pendientes. La decisión de ETA, y es vital recordarlo, obedece, única y exclusivamente, a un largo proceso de varios años en el que la acción continuada del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil han sido determinantes para forzar esta reflexión. El anuncio de la banda terrorista es la culminación de un largo proceso de deterioro interno, con divisiones y continuos cuestionamientos de liderazgo, y parte, por tanto, de la conveniencia y no de una reflexión real sobre la inutilidad de sus métodos asesinos y extorsionadores. Acosados por la acción policial en España y Francia, incapaces de sobreponerse a las investigaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado, han decidido hacer un anuncio que parte de la debilidad y que requiere, por higiene democrática, una verificación que lo haga creíble.

En estos momentos, es hora de recordar a las 821 víctimas, auténticos héroes de nuestra democracia que han tenido que soportar décadas de humillaciones y acoso con una paciencia y superioridad moral fuera de toda duda. Entre ellas, a las decenas de compañeros del Cuerpo Nacional de Policía que, sin duda, ocupan un lugar en la memoria de todos cuantos hemos dedicado nuestra carrera profesional a acabar con la dictadura fascista de ETA. Nunca les olvidaremos y son ellos los destinatarios de los réditos del éxito del combate policial contra la banda.

También queremos hacer un llamamiento a la sociedad española. Debemos ser

especialmente exigentes con los términos en los que se pretenda escribir ahora la historia. Nadie debe olvidar que en estas décadas de muerte y violencia hay unos vencedores, que son las víctimas de ETA y toda la sociedad española, y unos vencidos, que son quienes sólo se han dedicado a eliminar a quienes no pensaban como ellos, en un ejercicio de dictadura que debería acompañar a la banda terrorista y a su mundo durante décadas, a modo de vergonzosa herencia criminal.

En resumen, es hora de estar vigilantes, para acreditar con hechos las

palabras de quienes ya no tienen crédito alguno entre los demócratas. Es hora de recordar y dar nuestro cariño a las víctimas de ETA. Es hora de recordar que el anuncio de la banda terrorista es la consecuencia del triunfo de la actividad policial, de forma destacada del Cuerpo Nacional de Policía, y del Estado de Derecho. Y es hora de ser escrupulosos con la forma en la que se escriba la historia de décadas de sufrimiento, con unos vencedores, los españoles, y unos vencidos, quienes durante 43 años sólo han practicado el asesinato y la violencia.

Fuente: Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Española de Policía