martes, 15 de noviembre de 2011

Los vigilantes del Cercanías de Aranjuez, bajo un puente y sin abrigo

Los vigilantes del Cercanías de Aranjuez, bajo un puente y sin abrigo




Hacen turnos de 12 horas a la intemperie
● Critican a Fomento por mantener la concesión

R. Gavilán. Madrid (Intereconomía)
“Los vigilantes de seguridad de la estación de Cercanías de Aranjuez carecen de garita, permanecen durante las 12 horas que dura el turno a la intemperie, vigilando entre las vías, ya que tienen prohibido resguardarse de las diferentes inclemencias del tiempo en el interior de los vagones o en el vestuario”. Así describe una denuncia presentada por Comisiones Obreras, las condiciones laborales en las que actualmente trabajan los vigilantes del Cercanías.

Los trabajadores de la empresa LPM Seguridad, adjudicataria de la concesión otorgada por el Ministerio de Fomento que dirige José Blanco, dicen no aguantar más y han tomado la decisión de denunciar los hechos ante la Inspección provincial de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio.

Según relatan en la referida denuncia, a la que ha tenido acceso LALA GACETA, “la ausencia de una garita impide a los trabajadores disponer de un lugar donde calentarse para realizar descansos periódicos que les permitan recuperarse de las bajas temperaturas a las que están expuestos al trabajar a la intemperie en invierno”. Debido a esa falta de medios, los empleados de seguridad afirman que se ven obligados a “resguardarse bajo un puente y hacer fuego en un cubo para calentarse”, tal y como puede observarse en la fotografía.

Estos trabajadores aseguran que “carecen de las mínimas condiciones físicas obligatorias que exige la ley de seguridad privada a las empresas”. Según fuentes de Comisiones Obreras, sindicato que ha denunciado el caso en el Ministerio de Trabajo, “la situación de crisis económica está alcanzando unos niveles de despreocupación por parte de algunas empresas que afectan a la seguridad laboral y que en ocasiones obliga a los trabajadores a tener que desempeñar sus funciones a cualquier coste con tal de no perder su puesto de trabajo y el Gobierno no hace nada”.

Según explican, el Ministerio de Fomento, responsable de las líneas de Cercanías, no responde

Los vigilantes del Cercanías de Aranjuez, bajo un puente y sin abrigo
seguridad denuncia

Además de no tener ni una garita acondicionada en la que poder hacer puntuales descansos para entrar en calor, lo peor de todo es que ni siquiera cuentan con la ropa de abrigo adecuada para estar 12 horas en la calle. Denuncian que no tienen ni un simple chubasquero que les resguarde de la lluvia y que encima, la empresa LPM les ha aconsejado que se costeen de su propio bolsillo las prendas de abrigo. Y la empresa no les compra ni un forro polar, lo mismo pasa con los zapatos, a pesar de que al trabajar en la calle la empresa debería facilitar a los vigilantes el calzado de seguridad impermeable homologado.

Además, según la misma denuncia presentada el pasado 18 de octubre, los vigilantes tampoco “disponen de medios de comunicación para darse aviso entre los trabajadores, ni de medios de señalización suficientes. Sólo cuentan con una linterna para dos vigilantes, aunque trabajan separados, y esa linterna es con la que tienen que indicar su posición a los trenes que llegan a la estación, la misma que usan para alumbrarse cuando tienen que transitar entre las vías para realizar las rondas”.


http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/los-vigilantes-cercanias-aranjuez-un-puente-y-sin-abrigo-20111114



http://noticiasvigilantes.foroactivo.com/t14287-los-vigilantes-del-cercanias-de-aranjuez-bajo-un-puente-y-sin-abrigo