viernes, 27 de abril de 2012

Los vigilantes de seguridad acusan a la dirección del Metro de los sabotajes

El Presidente de la Plataforma de Vigilantes de Seguridad de España (PLAVISE), Juan Miguel Moreno, ha señalado que la culpa de que los sabotajes en el Metro se hayan producido debe achacarse a la dirección del Metro de Madrid. El dirigente de los vigilantes asegura que "la dirección del metro tiene la culpa de los sucedido porque paralelamente a subir el precio del billete ha rebajado el número de vigilantes por estación, y si todas las estaciones estuvieran vigiladas como es necesario, o al menos como estaban antes, los saboteadores o no se hubieran atrevido, o se les habría detenido rápidamente, como en otras ocasiones".

Los recortes tienen que ver en lo que ha ocurrido y si no se remedia puede pasar todos los días.

El presidente de PLAVISE ha denunciado en conversación mantenida con Diario El Aguijón, que los recortes tienen que ver en la esta situación, y que si esto no se remedia, los sabotajes pueden pasar todos los días. Juan Miguel Moreno, que durante bastante tiempo estuvo prestando servicio en el Metro madrileño y cuya organización de seguridad conoce perfectamente, ha señalado a Diario El Aguijón que "los vigilantes estan solos en la mayoria de las estaciones, se han reducido las rutas y eso conlleva a que el tiempo de respuesta en caso de necesidad aumente y aunque a los usuarios se les han subido los precios se han rebajado los servicios de seguridad y por tanto la calidad del servicio. Si las estaciones estuvieran protegidas como es logico con un dispositivo correcto de seguridad se habrá atrapado a todos los culpables".

El derecho a viajar sin contratiempos no puede garantizarse ahora.

El presidente de PLAVISE señala que los usuarios tienen derecho a poder viajar sin que estas cosas les ocurran, pero que ahora, con la falta de seguridad que hay en el metro por el recorte de vigilanes, "cualquiera puede tirar del freno de emergencia cuando el tren está parado en una estación en las que todo el que coja el metro a diario sabe que sólo hay un vigilante de seguridad, y salir tranquilamente por la salida contraria a donde habitualmente está el vigilante sin que nadie le pueda detener por ello". Juan Miguel Moreno, ha señalado que si esto se hace con mucha frecuencia, al final el metro de Madrid caerá en recaudación, porque la gente preferirá coger otros medios de transporte, que les garanticen llegar a tiempo a su destino, con lo que los recortes, "les pueden salir muy caros a la dirección del metro, que son los causantes de esta situación, y esta vez no van a poder echarle la culpa al vigilante como siempre, porque nosotros más no podemos hacer y no somos Supermán".

FUENTE:  http://www.diarioelaguijon.com/noticia/1539/LOS-AGUIJONAZOS/pda/