martes, 22 de mayo de 2012

El vecino desahuciado abandona el 400 de la ronda de Outeiro

Un año después de que se hicieran públicos, parece que los problemas vecinales del bloque 400 de la ronda de Outeiro están cerca de resolverse. El vecino desahuciado por el Ayuntamiento decidió abandonar el piso, donde residía junto a su mujer y su hijo, un día antes de que se hiciese efectivo el desalojo forzoso dictaminado por el juez.
El pasado mes de febrero, un tribunal ordenó finalmente su desahucio después de que en septiembre el gobierno local, propietario de las viviendas, decidiera acudir a los tribunales para solicitar su desalojo ante los continuos incidentes producidos entre los vecinos del bloque y este policía local, que se han interpuesto decenas de denuncias mutuamente. El afectado recurrió la medida, por lo que el gobierno local se opuso al recurso y solicitó que se ejecutase la orden, a la vez que asumió indemnizar al vecino en caso de que su petición, que prosigue su curso, llegue a buen puerto.
Así las cosas, hoy expira el plazo para que abandone el edificio, por lo que está previsto que el juez se persone a lo largo de la mañana en el inmueble para certificar que ha recogido sus pertenencias y que el piso se encuentra vacío. Ayer se le pudo ver tanto a él como a su familia recoger sus enseres y transportarlos en cajas hasta una furgoneta aparcada en la acera, para trasladarse, según parece, a un piso de la zona.
Fin a la vigilancia
Además, en vista de que las aguas vuelven a su cauce, el Ayuntamiento ha decidido suspender el servicio de vigilancia con el que cuenta el edificio desde hace más de un año, y está previsto que esta mañana se realice el último relevo entre los vigilantes. Cabe recordar, que hace un año, el anterior gobierno local recurrió a esta medida para «garantizar la seguridad de los residentes». Primero se contrató vigilancia 12 horas al día y, semanas después, en vista de que la situación no mejoraba, se amplió a 24. A partir de ese momento, los incidentes pasaron a un segundo plano, aunque el pasado mes de octubre un encontronazo en el portal requirió la intervención del vigilante y uno de los vecinos acabó en el hospital.
Los vecinos confían que con esta medida se solucionen sus problemas, y el edificio pueda volver a recuperar la tranquilidad que, dicen, se perdió hace cuatro años cuando este policía y su familia se trasladaron a estas viviendas municipales.


 http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/2012/05/21/vecino-desahuciado-abandona-400-ronda-outeiro/0003_201205H21C4991.htm