martes, 29 de mayo de 2012

La Guardia Civil ficha a miles de ciudadanos 'inocentes' en un registro sin su conocimiento

Si durante los últimos tres años laGuardia Civil le ha parado en un control rutinario, pese a que usted no haya cometido ninguna infracción ni seasospechoso de actividad delictiva alguna,con toda probabilidad sus datos personales estánregistrados en SIGO, la base de datos sobre seguridad ciudadana con que funcionaelcuerpo. Nombres, direcciones,teléfonos y actividades que "han alimentadoesta base sin conocimiento de los ciudadanos que, a partir de ese momento, pasan a tenerantecedentes policiales", denuncian los propios agentes.

La Unión de Guardias Civiles, sindicato que agrupa a unos 7.500 agentes delcuerpo, denunciaba esta semana lasituaciónen Navarra donde,dicen, se les está pidiendo "que identifiquen al mayor númerode personas posible" no sólo con su nombre, sino con datos como el númerode móvil o los lugares de donde procedían y a donde se dirigían en el momento de su identificación. Estos datos se archivan. "Y si la información se ha recabado en un control antiterrorista o antidrogas,lapersonaidentificadapasa a tener antecedentes policiales vinculados a drogas o terrorismo",asegura ManuelMato, presidente del sindicato.

"Y eso es ilegal", asegura Mato.Se basa en la Ley de Protección de Datos,muy claraal respecto: "La recogida y tratamiento para fines policiales de datos de carácterpersonal por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sin consentimiento de las personas afectadas están limitados a aquellos supuestos y categorías de datos queresulten necesarios para la prevención de un peligro real para la seguridad pública o para la represión de infracciones penales,debiendoser almacenados en ficheros específicos establecidos alefecto",señala. "Los datos de carácter personal serán cancelados cuando hayan dejado de ser necesarioso pertinentes para la finalidad para la cual hubieran sido recabados o registrados", añade el artículo 22.

Para la Unión de Guardias Civiles, no son pertinentes nunca. "Son datos completamente innecesarios sin relevancia policial algunaque engordan labase de datos artificialmente". ¿A qué respondeentonces este procedimiento? Antonio Benítez, secretario general de la Unión de Guardias Civiles en Navarra, es durísimo en su explicación: "Mediante este sistema los mandos incrementan sus cifras de productividad sin trabajar. En Beriáin (municipio de 3.800 habitantes en el área metropolitana de Pamplona) ponen trabas a los agentes a la horade investigardelitos. No se van a comer cinco detenidos cuando con unas identificaciones gano un par de puntos en la estadística y no tengo más trabajo", acusa. La productividad lleva aparejados ademáscomplementos salariales que pueden llegar a los 600 euros para un tenienteo un capitán, explica. De los 38 agentes de Beriáin, 15 están de bajapiscológica,entreotras cosas, dice Benítez, "por lainsoportable situación creada cuando se hannegado a fichar a estos ciudadanos".

Práctica generalizada

Pero esta práctica no sólo se lleva a cabo en Navarra, o cuando se para un coche en un control. "Esto ocurre en toda España. Se meten en SIGO los datos de todo aquelque entre en un cuartel con cualquier motivo, o en dependencias de Tráficoparahaceruna gestión, o aparque un coche cerca de un cuartel o un edificio público", aseguran.

El Confidencialse ha puestoen contactocon varios guardias civiles de diversos servicios de Castilla y León,CastillaLaMancha,Asturias y Galicia. Todos ellos piden que se oculte su identidad, por miedo a represalias. Y todos coinciden: los agentes del cuerpo en sus comunidades autónomas fichana ciudadanos perfectamente limpios y sin sombra de sospecha, sin informarles de ello. No tienen órdenes escritas de sus mandos,perosí una fuerte presión.

No hay mandato escrito en ninguna comandancia. La orden siemprees verbal: "Se nos exige que al menos identifiquemos entre 8 y 10 vehículos por cada servicio. Tenemos que preguntarles hastaelnúmerode teléfono. Llevamos unos tres años asípero, si te niegas, te van a asignar peores servicios y no vas a volver a ver un complementode productividad en la vida", denuncia Benítez. Y eso, para un agente servicio de seguridad ciudadana supone perder 120 euros; si es de Tráfico, 190.

Los agentes confirman que las identificaciones no sólo se hacen en controles de carretera. "Cualquierciudadanoqueentra en la comandancia de Gijón es identificado", señala un guardia civil asturiano. Hastaahí, normal. Ocurrecon laseguridad privadaen cualquier edificio de oficinas. "Pero también se les pide el móvil y el teléfono particular. Todos esos datos van al SIGO. Hay personas que se extrañan y preguntan porquépero acaban proporcionandosus datos ante la tesitura de que no los dejen pasar". En Galicia, explica un agente de Lugo,"también existe la orden de que se metan los máximos datos posibles aunqueya no nos exigenun número mínimo de identificaciones diarias".

"Creemos que estamos vulnerando la ley"

En Castilla La Mancha, explican, también se incluye a cualquiera que haga unagestión en dependencias de laGuardiaCivil.Y "los oficiales estánpresionando a las patrullas para que haganidentificaciones aleatorias.Se han llegado a exigir entre 5 y 15 identificaciones a cadauna", denuncian.Y hay agentes angustiados: "Creemos que estamos vulnerandolaley y esoes unasituación dramática. Porque se nos presionapara hacerlo pero no hayorden escrita.Si se demuestra la ilegalidad de lo que hacemos no va a pagar el pato ningún mando, n
i el Ministerio del Interior".

Las dudas de los propios miembros de la Benemérita sobre si están infringiendo la ley alimentalos foros de laGuardiaCivil donde escriben sus experiencias.

http://www.elconfidencial.com/espana/2012/05/27/la-guardia-civil-ficha-a-miles-de-ciudadanos-inocentes-en-un-registro-sin-su-conocimiento-98792/