viernes, 14 de diciembre de 2012

Un hogar a prueba de ladrones, robos y hurtos

Hay fechas propicias que aprovechan los ladrones para robar y hurtar en las viviendas cualquier tipo de bien que les pueda ser de utilidad. Y las navidades son uno de esos periodos preferidos por los profesionales de guante blanco. Por eso, conviene seguir una serie de recomendaciones básicas de seguridad que puede evitar que estos días tan especiales se vean arruinadas por estos delitos.

Sobre todo al comprobar, como ha hecho Securitas Direct, empresa de seguridad para hogares y negocios, que los saltos de alarma por coacción, robo o emergencia han aumentado este año. El sábado es el día preferido por los ladrones para entrar en las casas, y la franja horaria de mayor actividad entre las 11 y las 4 de la madrugada.

Para evitar en las vacaciones navideñas o salidas de estas fechas cualquier susto y disgusto en casa, Securitas Direct aconseja cómo cerrar nuestro hogar a cal y canto:

1. No comentar en público nuestros planes para las vacaciones de Navidad, especialmente si planeamos estar fuera de nuestro hogar durante unos días. Son fechas de viajes y reuniones familiares fuera de casa, por ello se recomienda no dar un exceso de información.

2. Evitar dejar juegos de llaves escondidos bajo felpudos o macetas. Probablemente los ladrones también hayan pensado en todos estos sitios donde se cree, equivocadamente, que nadie buscará. Es mejor dejar a algún vecino o familiar de confianza una copia de las llaves para que puedan pasar a comprobar si todo está en orden en nuestro hogar.

3. Cerrar bien puertas, ventanas y balcones, sin bajar totalmente las persianas, ya que es un claro indicativo de que nuestra casa está vacía.

4. Cuando pasamos las navidades fuera de casa, es frecuente dejar el árbol preparado con los regalos navideños, que en muchas ocasiones pueden ser de gran valor. Si así fuera, recuerde dejar las cortinas corridas para evitar que puedan ver desde fuera el interior de la vivienda y los objetos de valor.

5. Utilizar el desvío de llamadas de manera que, si alguien llama por teléfono para confirmar que no hay nadie en casa, siempre conteste alguien. Un teléfono que no deja de sonar es señal de que no hay nadie en la vivienda.

6. Pedirle a un vecino o portero que nos recoja las cartas y publicidad del buzón, para que no se acumulen, evitando así dar pistas sobre nuestra ausencia durante las semanas de festividades navideñas.

7. En el caso de salir de casa unas horas o durante toda la noche, es conveniente hacer uso de todas las medidas de seguridad de las que se disponga para dejar la casa protegida frente al robo. Hay que dejar a un lado la idea de que en 15 minutos no da tiempo a robar. Si se dispone de una alarma, siempre se debe dejar conectada al salir de casa, aunque sea para un breve periodo de tiempo. Si no se tiene alarma, como mínimo, se debe cerrar la puerta con llave, algo que muchas veces se olvida y facilita el acceso a la vivienda en caso de intento de robo.

8. Durante los días de Nochebuena, Navidad y Nochevieja, son frecuentes las visitas de familiares y amigos pero, si se observa gente extraña en el portal o merodeando en la calle, se recomienda avisar a la policía. Estas personas pueden ser nuevas en el barrio o estar visitando a nuestros vecinos, pero también podrían estar vigilando la zona y las casas vacías para posibles robos.

9. Si deja su casa sola durante unas horas y al volver encuentra la puerta forzada o abierta, no debe entrar. Llame rápidamente a la policía alertando de un posible robo e intrusión.

10. Si celebra las navidades en su hogar y tiene alarma, recuerde conectarla incluso estando dentro de casa. Una alarma no sólo sirve para proteger su hogar cuando usted no está, también sirve para protegerle cuando usted está dentro con su familia.

http://www.abc.es/familia-ahorro/20121213/abci-decalogo-seguridad-hogar-201212131240.html