domingo, 29 de abril de 2012

La compañía justifica los despidos en la rescisión del contrato por Bienestar Social


 
En las cartas de despido que ya han recibido todos los vigilantes de seguridad, la empresa Eulen justifica las bajas laborales en causas económicas y productivas en aplicación del decreto ley 3/2012 de reforma del mercado laboral. Argumenta que «como consecuencia del plan de estabilidad presupuestaria y sostenitibilidad financiera de la Generalitat, ésta se ha replanteado los contratos de suministros y prestación de servicios, analizando cuáles son prescindibles. Fruto de esos ajustes, la Conselleria de Justicia y Bienestar Social ha tomado la decisión, que nos ha sido comunicada (afirma Eulen el 13 de abril a sus vigilantes), de rescindir el contrato mercantil de arrendamiento de servicios de seguridad privada suscrito con Eulen Seguridad para todos los centros Mujer 24 Horas de la Comunitat».

La empresa alega causas organizativas «al tener que introducir cambios en el modo de organizar el servicio, por lo que se ve obligada a amortizar los puestos mediante extinción de la relación laboral existente». Fuentes oficiales de la Conselleria de Bienestar Social ya explicaron el jueves a este diario que la ausencia de vigilantes la suplirá con la conexión de los cuatro centros de mujeres maltratadas a una central de alarmas. Las abogadas, trabajadoras sociales y psicólogas dudan de la efectividad de este sistema «que lo tuvimos y no funciona desde hace cinco años». Creen que ante la eventual visita de un maltratador, el protocolo de actuación ante las Fuerzas de Seguridad «es mucho más lento».