miércoles, 25 de abril de 2012

Una persecución aérea de más de una hora termina con la temeraria huida por carretera de un alunicero


 

Los jóvenes salieron corriendo ante la presencia policial, cogieron su vehículo en un parking público cercano y emprendieron la huida llegando a arrancar la barrera de seguridad del aparcamiento para salir
El conductor, un conocido alunicero, circuló en dirección contraria, realizó arriesgados adelantamientos con violentos cambios de carril a gran velocidad e incluso golpeó a otros automóviles para hacerse paso
Al verse cercados por los agentes, sus dos ocupantes abandonaron el coche e intentaron apoderarse de otro vehículo con el que continuar su fuga
La huida comenzó en los alrededores de la estación de Chamartín, siguió por la calle 30, los distritos de Puente y Villa de Vallecas y las carreteras A-3, M-45 y A-2
Finalmente fueron detenidos en las inmediaciones del aeropuerto de Barajas cuando intentaban huir en otro automóvil que se encontraba en el arcén de la autovía
25-abril-2012.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un alunicero tras una temeraria huida por las carreteras de Madrid. El individuo, junto a una acompañante, se dio a la fuga a la carrera al advertir la presencia policial en una zona de ocio de la capital. Tras recoger su vehículo en un aparcamiento cercano, arrancaron la barrera de seguridad y emprendieron la huida. Después de más de una hora de persecución por Madrid, en la que pusieron en grave peligro al resto de conductores debido a las continuas maniobras evasivas, fueron detenidos en las inmediaciones del aeropuerto de Barajas.
Los hechos sucedieron sobre las 04:30 horas de la madrugada del lunes cuando un indicativo "Zodiaco" realizaba una patrulla a pie por las inmediaciones de una zona de ocio situada en la madrileña Estación de Chamartín. En las proximidades de una conocida discoteca, los agentes observaron a un joven que adoptaba una actitud huidiza ante la presencia policial y, repentinamente, emprendió una huida a la carrera.
Pocos minutos después, los policías escucharon un gran estruendo procedente del aparcamiento público existente en la misma estación. Un vehículo salía del parking a gran velocidad, arrancando la barrera de seguridad, y huía del lugar en dirección contraria tras esquivar a un radiopatrulla que le intentó dar el alto. Los agentes comprobaron que el turismo, ocupado por varios jóvenes, iba conducido por el individuo que momentos antes se había ido corriendo.
Sin luces y a gran velocidad por Calle 30
El conductor emprendió la huida por la Calle 30 a gran velocidad y apagó las luces para intentar despistar a los vehículos policiales que le perseguían. El automóvil cambiaba de carril constantemente, sin señalizar las maniobras y de forma brusca, poniendo así en peligro a todos los vehículos que circulaban a esas horas por la circunvalación. Momentos después, los agentes perdieron de vista al turismo.
Los policías difundieron el modelo y la placa del vehículo por la emisora y establecieron un dispositivo para intentar su localización. Casi dos horas después, dos agentes de paisano lo volvieron a observar e iniciaron, sin ser percibidos, un seguimiento discreto hasta el distrito de Vallecas. El turismo se fugó de nuevo en dirección a la A-3.

Seguimiento del "Cóndor"

En ese momento se incorporó a la persecución el helicóptero de la Policía Nacional para coordinar desde el aire. El indicativo "Cóndor" visionó el vehículo y fue radiando por la emisora las zonas por donde huía: desde la A-3 en dirección a la M-45, su salida por la A-2 y, finalmente, -a la altura del aeropuerto de Barajas- abandonó el turismo y se dio a la fuga a pie.
Los agentes observaron cómo el conductor cruzaba la mediana de la autovía e intentaba acceder a alguno de los turismos que se paraban. Durante la persecución a pie, el joven se subió a un vehículo que se encontraba estacionado en el arcén debido a una colisión se había producido instantes antes. Al iniciar la marcha, y debido al tráfico existente, volvió de nuevo a abandonar el turismo y fue alcanzado por los policías. Juan María G.P., de 25 años, fue detenido. También fue arrestada la joven de 22 años que le acompañó durante toda la persecución.
Conocido alunicero
El temerario conductor que huyó ante la presencia policial resultó ser un conocido alunicero, al que le constaban dos búsquedas en vigor, y que ya ha sido puesto a disposición judicial.
La intervención ha sido llevada a cabo por indicativos "Zodiaco" y "Centauro" de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y el Servicio de Helicópteros de la Dirección General de la Policía.


FUENTE:   http://www.policia.es/prensa/20120425_1.html