domingo, 3 de junio de 2012

Un presunto ladrón, detenido en una persecución tras atropellar a un mosso

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Platja d'Aro (Girona) a un presunto ladrón tras una espectacular persecución en la que un agente de la policía autonómica resultó herido al ser embestido por el delincuente.
Según ha informado la policía autonómica, el suceso ocurrió la noche del pasado viernes durante un dispositivo policial para capturar al presunto ladrón que había protagonizado varios robos en establecimientos, farmacias y estancos de la Costa Brava.
El detenido es Carlos G.M., de 35 años, nacionalidad española y vecino de Platja d'Aro, al que la policía imputa cuatro delitos de robo con violencia e intimidación, un delito contra la seguridad viaria por originar un grave riesgo en la circulación y un delito de atentado a los agentes de la autoridad.
Según los mossos, el presunto ladrón había cometido durante el mes de mayo al menos robos en una para-farmacia de S'Agaró, un comercio de Platja d'Aro y dos estancos en esta misma localidad y en Calonge.
El ladrón actuaba siempre intimidando a los comerciantes con una arma blanca y tras conseguir el botín huía en un coche que había sido identificado.

Tras chocar, se intentó esconder en un bosque

En el operativo dispuesto por los mossos y la policía local, el vehículo fue localizado el pasado viernes en Calonge, donde varios agentes de paisano indicaron al hombre que se detuviera.
Sin embargo, el presunto ladrón hizo caso omiso y arrancó el vehículo, embistió a una patrulla policial y a un mosso, que resultó herido, y huyó a gran velocidad en dirección a Platja d'Aro.
En su huida, el vehículo del presunto delincuente chocó contra las vallas de separación de la carretera y finalmente con otro vehículo que circulaba por la vía.
Al chocar, el fugitivo se apeó del vehículo y se adentró en un bosque donde intentó esconderse, aunque los agentes consiguieron detenerle con una mochila en la que llevaba un cuchillo de 18 centímetros de hoja con el que presuntamente había cometido sus fechorías.
El detenido, que tiene antecedentes, ingresó este viernes en prisión por orden del juzgado de guardia de Sant Feliu de Guíxols (Girona).


 http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/02/barcelona/1338652554.html