jueves, 12 de julio de 2012

UGT de Euskadi denuncia que la retirada de los servicios de seguridad privada del centro de comunicaciones de Jaizkibel supone “un grave riesgo”

La Federación de Servicios (FeS) de UGT-Euskadi denunciaba ayer ante la Subdelegación del Gobierno de Gipuzkoa, la decisión adoptada por la entidad Abertis Telecom S.A. de retirar los servicios de seguridad privada a partir del próximo día 1 de agosto en el centro emisor, situado en el monte Jaizkibel, en Hondarribia e instalar en su lugar un sistema de vídeo vigilancia y alarma. Para UGT la retirada de dicho servicio "además de suponer la eliminación de varios puestos de trabajo pone en peligro el principal centro de comunicaciones de la provincia, al desprotegerlo en la práctica ante posibles actos vandálicos".
El responsable sectorial de Seguridad Privada de UGT en Euskadi, Isidro Campo Navarrete, advertía además de que la medida podría ser ilegal, "ya que este centro forma parte de los lugares que tienen que ser custodiados por vigilantes armados tanto por su valor estratégico como por su interés público".
En este sentido el sindicato mantiene que se trata de un importante nudo de comunicaciones para la seguridad ciudadana al acoger las antenas y los equipos de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía y del Servicio de Vigilancia Aduanera. Además este centro también cubre las comunicaciones de Protección Civil y la DYA, así como las antenas y equipos de Marina Mercante, los sistemas de comunicación de RENFE, y la totalidad de las emisoras de TDT y de radio de ámbito Estatal entre otros.
Isidro Campo, tachaba de "ineficaz y absurda" la pretensión de Abertis Telecom S.A. de sustituir el actual servicio de seguridad que prestan los vigilantes, las 24 horas del día durante los 365 días del año, "por un sistema de seguridad pasivo de video vigilancia y alarma conectado a Barcelona". El responsable de UGT explicaba que debido al emplazamiento del centro de comunicaciones, en el monte Jaizkibel, ante un sabotaje o intrusión "el tiempo de respuesta para que alguien se persone allí, es de al menos media hora, siempre y que las condiciones meteorológicas lo permitan".
La Federación de Fes de UGT recuerda "que gracias a la labor desempeñada por los vigilantes de seguridad en este emplazamiento desde el año 1962, cuando se inauguró el centro de comunicaciones, se ha logrado evitar numerosas agresiones y atentados, sabotajes y conatos de incendios en las instalaciones, quedando más que demostrada la necesidad de este servicio".
Por todo ello, UGT ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno que "deniegue la autorización necesaria para modificar la seguridad activa por seguridad pasiva bajo la excusa de un supuesto ahorro económico que a la larga puede salir muy caro a la ciudadanía".

FUENTE:  http://www.bidasoaldia.com/2012/07/11/ugt-de-euskadi-denuncia-que-la-retirada-de-los-servicios-de-seguridad-privada-del-centro-de-comunicaciones-de-jaizkibel-supone-un-grave-riesgo/